9.14.2012



Wert dice ahora que la subida del IVA cultural «podrá tener vuelta atrás»


El ministro insiste en que se trata de una medida «excepcional» y que algunos servicios, como los museos públicos, están exentos del impuesto 

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, aseguró ayer que la subida del IVA cultural del 8% al 21% «podrá tener vuelta atrás» cuando mejore la situación económica. El ministro atribuye la medida a la necesidad de ingresar fondos para el funcionamiento del Estado. Pero, en cuanto la situación fiscal lo permita, «es una cuestión que será perfectamente revisable».
«Todo lo que tiene que ver con resolver una situación excepcional, y estamos en este caso, por supuesto que puede tener vuelta atrás y todos los deseamos. Además, estamos ansiosos de que las circunstancias sean tales que aquellas decisiones que a nadie nos gustan, como subir los impuestos a los ciudadanos, sean reversibles y menos gravosas», insistió.
Wert matizó que en ciertos casos, como los servicios que prestan entidades públicas (museos de titularidad estatal o autonómica), «están exentos de IVA» y que también las instituciones sin fines lucrativos «mantienen el tipo reducido». «Es verdad que se ha aumentado genéricamente en espectáculos. Se ha pasado a tipo general aquellos que, a diferencia del fútbol (que ya lo tributaba al tipo general) no lo hacían», se explicó.
En esta categoría de espectáculos se encuadra el teatro, el cine o la danza y la ópera, que ahora han tenido que hacer frente a esta subida del 8% al 21%. Según el ministro, ésta es una medida «que tiene fundamentalmente una voluntad recaudatoria». «La caída de ingresos por el IVA en España es, en términos comparativos con otros países, insostenible», declaró a la vez que recordaba el volumen de «fraude» que hay en el país.
Diferencias con Europa
Sin embargo, los productores cinematográficos y la Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, que agrupa a más de cuatro mil empresas del sector, insisten en que los impuestos de la mayoría de los países europeos son más livianos, por lo que les hace a los españoles menos competitivos. De hecho, la asociación de empresarios culturales anunció el martes que pondrá en marcha «cuantas medidas de presión sean necesarias para que el tratamiento de la cultura en España vuelva a corresponderse con la razón que impera en los países europeos y en todos aquellos que se precian de civilizados».
La comparecencia de Wert el martes en el Senado causó una fuerte polémica. Era la primera vez que hablaba públicamente desde la subida del IVA, una medida que ha indignado al mundo de la cultura. Ayer, con sus palabras sobre la posible «vuelta atrás», trató de calmar los ánimos.