10.12.2012

Crónica del IV Festival Circ Altea

Más de 20 compañías de circo contemporáneo se dieron cita los días 6 y 7 de octubre en la cuarta edición del Festival Circ Altea. Por cuarto año consecutivo, el intenso calor fue también protagonista de esta cita y acompañó a artistas y público, que aguantaron estoicamente las altas temperaturas.
El festival arrancó el sábado con las pompas gigantes de jabón de la compañía Tracalet Teatre haciendo las delicias del público más joven. Seguidamente, un torpe mimo y su fiel amigo provocaron risas y sorpresas de niños y adultos con su espectáculo de escobas voladoras. Yosuko, el clown delirante y estrambótico del festival, sorprendió con las más divertidas técnicas de circo; mientras que los vendedores de palomitas nada corrientes Juan Palomo y François apenas dieron abasto al ritmo de sus pegadizas canciones.
La expectación generada por el estreno Menás a Truá de la compañía Arritmados se materializó en un numeroso público que los acogió entre vítores y aplausos. Por su parte, el carisma y los equilibrios imposibles de la compañía argentina Chimichurri generaron gran expectación frente un gran corro de público. La tarde del sábado culminó en una atmósfera de euforia colectiva de la mano de Beto y Tornillo, dos marginales de la sociedad aficionados al break-dance.
El domingo trajo como novedad a los Kikolas y su espectáculo Sin Remite, una entrañable propuesta de circo, teatro y humor gestual protagonizada por un personaje sin palabras que introdujo al público en su particular mundo y oficio del correo postal.
Por su parte la Gran Gala Circ Altea, celebrada el domingo por la tarde, abarrotó un año más la sala de butacas del Palau de Altea. Compañías de circo contemporáneo procedentes de Argentina, Madrid, Burgos, Córdoba, Alicante, Barcelona y Valencia conformaron este espectáculo de gran variedad y armonía, donde la técnica, la destreza, el humor, el riesgo y la belleza fueron los protagonistas.
La música también estuvo presente en la cuarta edición de Circ Altea con cuatro propuestas diferentes para los oídos más exquisitos. El sábado se dieron cita el grupo alicantino Maraña, más seis agrupaciones diferentes bajo la propuesta Música para el Bienestar. La canción mestiza de Claudio H. seguido del concierto de violines Música para cuerda a cargo de alumnos de Anja Traub acompañaron la sobremesa del domingo.
Circ Altea ha hecho posible un año más, en paralelo a la Feria de las Alternativas EcoAltea, una alternativa de ocio familiar y diferente: un fin de semana repleto de actividades con más de cien actividades para todos los públicos y edades.
Gisela Plasencia
Comunicación y Prensa Circ Altea 2012