10.18.2012


Las artes escénicas piden consenso a Mascarell


La crisis aprieta. Tanto, que une a los que antes iban por separado. Ayer celebraron en Tàrrega una reunión de trabajo las asociaciones profesionales de teatro, teatro familiar, circo y danza de Catalunya para analizar la dificilísima situación del sector. Anna Rosa Cisquella, de Ciatre, la Associació de Companyies de Teatre Professional de Catalunya, dijo que parecía mentira que nunca antes hubieran tenido “una reunión seria para llegar a acuerdos de sector”. Pero como la situación es grave, y las compañías más pequeñas, las que viven de los bolos por pequeñas ciudades, están al borde del abismo, el momento ha llegado. La subida del IVA, dicen, les ha dado la puntilla, porque si tienen que vivir sólo de la taquilla, ahora el 35% de la entrada se va en impuestos. A la administración catalana le piden que no se tomen decisiones sobre las políticas y el dinero que hay para las artes escénicas sin consensuarlas con el sector, ya que ellos conocen la realidad diaria. Creen que la cultura puede ser un motor económico para Catalunya, pero por lo pronto piden que un sector que ha dado a conocer el país en el mundo con grupos como La Fura o Comediants, no se deje caer. Eso sí, reconocen que necesitan nuevas ideas para ganar público.