12.04.2013

Descubierta una nueva puerta durante las obras en el Circ Romà

El hallazgo obliga a reorientar los trabajos de recuperación de la Porta Triomfal, iniciados el pasado 13 de noviembre. Entra y mira la fotogalería de los trabajos durante el descubrimiento

Tarragona
 Publicado: 18:13 - 03/12/2013
El proyecto de adecuación de la zona de la Porta Triomfal, ubicada en el Circ Romà, que se inició el pasado 13 de noviembre, ya ha empezado a ofrecer sorpresas en el proceso de excavación que, en consecuencia, comportarán cambios en la adecuación final del espacio.
La ejecución de este proyecto, financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes con 90.000 euros, ha permitido sacar a la luz estructuras de época romana que corresponden al entramado interno del circo romano.
Por un lado, se han recuperado los límites de una bóveda que se cree que en su momento debió unir la bóveda de la puerta triunfal con las escaleras de acceso al visorium (o parte más alta) del Circ, situadas al pie del actual Pretori Romà. Esta circunstancia permitirá integrar en la visita del monumento las estructuras originales. El buen estado de conservación de los nuevos descubrimientos obliga a un cambio del proyecto que contemple otra solución a la contención de tierras, propuesta que tiene que resaltar la existencia de muros originales romanos sin que éstos sean afectados.
También los trabajos de excavación arqueológica han permitido documentar el cierre de esta bóveda por el lado norte de la Porta Triomfal. La unión entre dicha puerta y la nueva bóveda se produciría a través de una puerta a la cual se accedía mediante uno o dos escalones (no localizados en estos momentos). De esta puerta se conservan parte del umbral y el agujero de quicio con restos de la bisagra de hierro (la parte inferior del eje giratorio para poder cerrar y abrir la puerta).
Nuevos retos
Este nuevo hallazgo deja en evidencia que existiría un acceso más restringido hacia una de las escalinatas del visorium y que el paso de personas no podía ser continuo desde la Via Augusta (actual Rambla Vella) hasta el actual Pretori, pasando por la bóveda de Sant Hermegild.
Todo ello plantea un nuevo reto a los investigadores para conocer algo más sobre cuáles eran los usos de este espacio tanto como área de circo romano, como también como punto de control de acceso a los recintos superiores, donde se encontraban el Fòrum provincial y el recinto de culto al emperador.